Google es la primera tecnológica en alcanzar el 100% de energías renovables en el mundo

Pensar en Google es pensar en una de las empresas más grandes del mundo, de todos los tiempos. Por eso, pensar en que ha sido capaz de alimentar todos sus centros de datos y oficinas (en todo el mundo) gracias a energías renovables, nos esboza una sonrisa, sin duda.

Y es que así lo han declarado los de Alphabet. Por primera vez, la producción de las plantas eólicas y solares de Google ha sido mayor al consumo de todas sus oficinas y centros de datos, lo que supone que es la primera empresa que pudiera haber logrado una independencia total de los combustibles fósiles.

No es la única tecnológica

Si bien Google no es la única empresa tecnológica que ha invertido fuertemente en las energías renovables, y en la lucha contra el cambio climático, sí es la que mayor peso ha tenido.

Otras como Apple, Amazon, Microsoft y hasta Dell se han unido, a su propio ritmo. Como bien afirman desde Google, mantener una empresa como la vuestra no puede basarse, con las tecnologías actuales, únicamente en energías renovables. Pero lo están intentando.

Otras tecnológicas menos conocidas también se han unido a este compromiso.

Viento en popa para las energías renovables

Según datos publicados por la ONU (Organización de las Naciones Unidas), en el año 2017 se instalaron plantas de energías renovables por el doble de la cantidad de combustibles fósiles, al menos desde la capacidad de generación.

Esto supone, desde luego, una victoria a corto plazo de las energías verdes, que están despertando mayor interés y, en algunos casos como Google, han demostrado ser igual de eficientes por un costo menor en producción, y con una huella ecológica prácticamente nula.

No obstante, todavía es mucho lo que queda por hacer, y algunos especialistas señalan que el marco legal es uno de los aspectos donde mejor se debe tratar con las energías renovables, ya que ellas son el futuro y malas decisiones corporativas pueden producir un declive en las inversiones y el desarrollo de nuevas tecnologías relacionadas.

Sin embargo, tal como lo señala Vargas Lleras, especialista colombiano, será muy importante la forma en que se manejen los contratos a largo plazo entre concesiones, empresas generadoras y empresas consumidoras de estas energías. De estos contratos dependerá en gran medida el éxito de las energías verdes, porque son los que permitirán financiar mayores desarrollos.